Alberto Asensio. El Barrigón de Bertín. Llastres, Asturies.

El local es uno de los primeros negocios de hostelería que se han implantado en el pueblo de Llastres, en un primer momento como bodega de vinos y sidra, y posteriormente como chigre. Los marineros, todas las noches, se quedaban a cenar la comida que sus mujeres les llevaban, mientras ellos consumían medias de vino; por lo que alcanzó una gran popularidad en la zona.

Tras pasar por varias gerencias, recae en manos de Alberto e Itziar, que lo remodelaron para abrir lo que es ahora El Barrigón de Bertín. Se inaugura el 2 de junio de 2006 convirtiéndose en un restaurante de cocina tradicional puesta al día.

El nombre del restaurante se debe al pasado del propio establecimiento, situado en una curva muy pronunciada en el centro de la villa de Llastres, conocida popularmente como “la curva del barrigón”. Por lo tanto, dado que todo el mundo lo seguiría recordando por dicho nombre, simplemente le añadimos “de Bertín” para darle un aire nuevo.

En este proyecto nos involucramos con pasión y respeto por el producto autóctono, y por las maravillosas capturas de la rula de Llastres que arriban a la cocina del restaurante excelsas de frescura y sabor.

Tras el paso de los años vamos puliendo los fallos y mirando al futuro con fuerza y ganas, intentando que este pequeño restaurante sea un lugar de buen trato y yantar para todas aquellas personas que nos visitan, y les permita pasar un rato agradable y degustar el mar cantábrico en todas sus facetas.